Foto: Agencia Informativa Conacyt.

El CIGoM (Consorcio de Investigación del Golfo de México) examina las comunidades de microbios que participan en la degradación de crudo con el final de evitar más derrames en las costas. En cita para la Agencia Informativa Conacyt, Liliana Pardo López mostró que la intervención del Instituto de Biotecnología en el consorcio consiste en analizar y caracterizar comunidades microbianas mediante técnicas metagenómicas, para originar una línea base de la biodiversidad y abundancia de las bacterias que habitan en el Golfo de México, principalmente las degradadoras de hidrocarburos.

Tomado de: MÓVIL EXPERTO